> ¿Es bueno para nuestros dientes masticar chicle?

¿Es bueno para nuestros dientes masticar chicle?

Masticar chicle es una costumbre ampliamente extendida entre nosotros, ya sea por placer o por cualquier otra cuestión más relacionada con la salud, lo cierto es que es muy difícil encontrar a alguien que no mastique chicle al menos una vez por semana.

Pero, ¿es bueno para nuestros dientes?

Es evidente que los chicles con azúcar, no. Nos provocarían caries y además nos harían engordar, pero ¿y los dientes sin azúcar?

Lo cierto es que gran cantidad de estudios llegan a la conclusión de que masticar chicle sin azúcar, especialmente aquellos que añaden ciertas sustancias beneficiosas para los dientes, es saludable para nuestra higiene bucal.

Gracias a estas sustancias añadidas el chicle ayuda a completar la labor que se ha realizado previamente con el cepillado y además, al generar saliva permite que ésta actúe sobre los dientes acabando con cualquier resto de comida que se pudiera haber quedado rezagado.

Por tanto, parece que hay un general acuerdo sobre los aspectos beneficiosos de los chicles sin azúcar sobre nuestra higiene bucal, y los dentistas lo recomiendan especialmente para días en los que no se puede realizar el cepillado habitual.

Pero, ¿masticar chicle tiene algún efecto dañino sobre nuestro organismo?

Lo cierto es que no hay nada demostrado al respecto, aunque sí que hay opiniones que hablan de un posible desgaste de la mandíbula. Ésta tiene como misión fundamental, aparte, claro está, de la función el habla, el hacer funcionar la mandíbula a la hora de comer.

Si aparte de ese momento de la comida realizamos el gesto de masticar con el chicle durante mucho tiempo se pueden producir enfermedades por desgaste de la articulación, aunque, como te decía, esa cuestión no está demostrada científicamente.

Podemos decir, entonces, que según los estudios que se manejan actualmente masticar chicle sin azúcar puede ser beneficioso para el organismo en general y para la higiene bucal en particular, con lo que sería recomendable su utilización de una manera equilibrada y sin abusar, por supuesto, para evitar la dependencia que todo acto repetido de manera rutinaria puede provocar y el efecto social negativo que en determinados ámbitos genera el masticar chicle.

Sorry, the comment form is closed at this time.

Related Posts