> Tu higiene dental, en tres pasos

Unos buenos hábitos de higiene dental son la mejor receta para poder disfrutar de una buena salud bucodental. Una higiene dental diaria y completa es fundamental para mantener los dientes y encías sanos y evitar la temida caries o las enfermedades de las encías como la gingivitis o la periodontitis.

Cepillarse los dientes después de las comidas es fundamental para eliminar los restos de alimentos y evitar la acumulación de la placa bacteriana, responsable de las infecciones orales. Pero no es suficiente. Una higiene dental no es completa si no se realizan los tres pasos: cepillado, uso del hilo dental y enjuague con colutorio.

El cepillado es la parte más importante de la higiene dental. Es la mejor manera de limpiar dientes y encías y eliminar los restos de alimentos después de comer. Además, limpiaremos también las posibles manchas superficiales en el esmalte. El siguiente paso es el uso del hilo dental que ayuda a eliminar la placa y los restos de comida que quedan entre los dientes y en zonas donde el cepillo dental no alcanza.

Finalmente, el enjuague con colutorio, además de eliminar la placa, ayuda a mantener el aliento fresco durante más tiempo. Lo ideal es realizar la higiene dental después de cada comida pero, si no es posible, es fundamental hacerlo por la mañana y, sobretodo, antes de ir a dormir.

La combinación de unos buenos hábitos de higiene bucodental y la visita al odontólogo, por lo menos una vez al año, es la mejor manera de cuidar la nuestra salud bucal.

Las muelas del juicio, o tercer molar, suelen aparecer alrededor de los 20 años y son las últimas piezas dentales en salir. En algunas personas nunca llegan a salir, a otras les salen solo las superiores o las inferiores, pero lo más normal es que se desarrollen las cuatro, una en cada esquina de la boca.

Es habitual que estas muelas de la parte posterior de la boca causen problemas y tengan que extraerse. Si no hay suficiente espacio en la mandíbula para que salgan correctamente, las muelas del juicio suelen causar dolor, hinchazón o infección, daño a los molares colindantes, alteraciones en la salud de las encías o apiñamiento de los dientes. Por eso, es muy normal tener que extraerlas. La intervención para extraer las muelas del juicio puede ser más o menos compleja según la posición, el tamaño o el estado de la pieza que haya que retirar.

Tras la extracción, si todo se desarrolla con normalidad, las molestias o complicaciones suelen mínimas. Para disminuir el dolor y facilitar la recuperación, el odontólogo suele prescribir analgésicos o antiinflamatorios. Para aliviar el dolor y la hinchazón, usar una bolsa de hielo es una buena forma de ayudar a prevenir que se hinche la mejilla durante las primeras 24 horas. El sangrado de la encía no debe prolongarse muchas horas. Para facilitar la cicatrización, no hay que enjuagarse la boca ni escupir durante las horas posteriores. Ni, evidentemente, fumar ni beber alcohol.

Por el efecto de la anestesia usada en la intervención, hay que tomar precauciones en las horas posteriores a la extracción sobre todo al comer. Al tener los labios y la lengua sin sensibilidad, uno puede morderse sin sentir dolor. Por eso, es recomendable evitar comer mientras dure el efecto de la anestesia y, una vez desaparecido, comer alimentos blandos, fáciles de masticar y de deglutir.

Aceécarte a tu clínica dental si presentas dolor, hinchazón o infección en las muelas del juicio, en clínicas propdental tenemos la solución.

Cada día son más las personas que acuden a nuestras clínicas dentales interesándose por los tratamientos de ortodoncia. Su deseo, poder lucir una bonita sonrisa, con todas sus piezas bien alineadas. La ortodoncia es un tratamiento de estética dental que busca colocar los dientes en su posición correcta pero que aporta muchos otros beneficios más allá de la belleza de la sonrisa.

Al recolocar y alinear las piezas dentales mal posicionadas, la ortodoncia mejora no sólo la estética dental y facial sino también la funcionalidad de la dentadura. Una dentadura que encaja mal, o tiene sus dientes desalineados, es una dentadura que tiene problemas y dificultades al morder y al masticar que pueden derivarse en dolores de mandíbula o de cabeza o caries por la dificultad de realizar correctamente la higiene dental. Y estos problemas pueden tener consecuencias que afecten al resto del cuerpo. Por ejemplo, no masticar bien los alimentos puede dificultar la digestión o los dolores de mandíbula pueden provocar tensiones que afecten a las cervicales o provoquen dolores de cabeza.

Seguramente, la principal motivación para iniciar un tratamiento como la ortodoncia es estética pero todos los beneficios que se le asocian son un factor tanto o más importante a la hora de decidirse. Cada persona tiene unas necesidades estéticas y funcionales distintas, por eso, cada tratamiento de ortodoncia es personalizado a la medida de cada uno. Los beneficios de la ortodoncia son, evidentemente, estéticos pero no hay que olvidar que aporta mucho más que belleza, aporta la salud y la calidad de vida. Y, en general, los resultados de la ortodoncia son excelentes y permanentes. Si quieres mejorar tu sonrisa y tu calidad de vida, no dudes en consultar con nuestros expertos en ortodoncia que te aconsejaran el tratamiento más adecuado para tu caso.

Cuando la raíz y la corona de un diente están dañados, la mejor manera de reemplazar un diente permanente es la colocación de un implante dental. Esta técnica de implantología permite restaurar la estética y funcionalidad de los dientes naturales.

Read more…

La estabilidad primaria de los implantes desempeña un papel importante en el pronóstico de la integración del implante o de osteo-integración, cualquiera que sea el protocolo de carga, retrasada o anticipada.

Read more…

Existen pocas entidades en la ortodoncia que desafían las habilidades diagnósticas de uno más que la ausencia incisivo lateral superior.
Read more…

Para concebir un plan de tratamiento de ortodoncia se toma el objetivo del tratamiento y después se elige una modalidad de tratamiento que alcance ese resultado deseado.

Read more…

El análisis frontal en ortodoncia permite la evaluación de la relación total entre la cara y la dentición. Las cuatro áreas de interés principales al analizar la cara incluyen: línea media, postura de los labios, espacio del corredor bucal y la sonrisa.
Read more…

Las vistas y análisis de perfil en ortodoncia se utiliza para evaluar la relación anteroposterior del maxilar y la mandíbula con la cara total, la nariz, la postura del labio y las discrepancias verticales.
Read more…

El bruxismo es un problema psico-neuro-muscular que se caracteriza por el apretamiento o rechinamiento de los dientes superiores e inferiores, durante el día o la noche, ejerciendo presión sobre los músculos, los tejidos y otras estructuras que rodean la mandíbula. Es un comportamiento inconsciente, y potencialmente destructivo, sobre las estructuras dentarias. El bruxismo comporta un desgaste a nivel dentario que puede desencadenar en dolores de cabeza, de espalda, contracturas, dolores articulares o faciales.

Bruxismo o apertar los dientes

Este hábito nocivo puede desarrollarse durante la noche, mientras se duerme, y es difícil que sea percibido con rapidez. Es por eso que, en algunos casos, puede llegar a niveles donde el daño a la dentadura sea grave. Es muy importante que, ante la posibilidad de creer que se aprietan los dientes durante la noche o día, se acuda a la consulta del odontólogo para que valore el caso y tome las medidas necesarias para aliviar las molestias y proteger la sonrisa.

El tratamiento odontológico para el bruxismo busca reducir el dolor, prevenir el daño dental permanente y disminuir este comportamiento al máximo. Consiste en el uso de férulas o placas nocturnas para aliviar de forma inmediata los síntomas. Una férula dental es un elemento de plástico o fabricado con resina acrílica que cubre total o parcialmente los dientes para evitar que éstos entren en contacto unos con otros.

Un paciente con bruxismo deberá usar una férula de descarga diariamente a no ser que el problema desaparezca de forma espontánea. Las férulas de descarga se usan normalmente de noche para evitar el desgaste de los dientes y disminuir la sobrecarga muscular.

Si cree que que puede sufrir Bruxismo no dude en consultar en su clínica dental más cercana.