> ¿Por qué no debemos ingerir el flúor?

El enjuague de flúor es una acción cotidiana para muchas personas en el proceso de higiene bucal, incluso recomendable para eliminar los restos de placa bacteriana. Sin embargo, alguna vez habrá sido advertido de que el flúor no debe ser ingerido, y en caso contrario debe visitar el dentista rápidamente si se percibe algún percance en la salud de la persona. A pesar de las precauciones, tampoco es cierto que se haya demostrado evidencias científicas de una influencia clara de la ingesta de flúor sobre el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, de cáncer o inmunodeficiencia aguda, entre otras.ingerir el fluor clinica dental

La razón principal es que el flúor, como todas las sustancias, tiene un elemento de toxicidad. En otras palabras, la ingestión de una cantidad de flúor concentrada puede provocar una intoxicación aguda o enfermedades crónicas como la fluorurosis dental y esquelética. En este sentido, existen dos tipos de toxicidad, la aguda y la crónica. No obstante, no debe preocuparse por esto, ya que sólo la ingestión de altas cantidades puede causar una intoxicación, aunque es necesario saberlo para prevenirlo.

La toxicidad aguda se refiere a una ingestión de flúor de alta concentración en un espacio temporal corto. Para que en este caso se produzca una intoxicación, los investigadores Bayless y Tinanoff proponen que la dosis tóxica debe ser de aproximadamente cinco miligramos por cinco quilogramos de peso del individuo que ingesta esta sustancia (esto es, 5 mg/kg).

Además, según la dosis de flúor ingerida el tratamiento deberá ser uno u otro. Por ejemplo, una ingestión inferior a los 5 mg/kg debe ser contrarrestada con la ingestión de calcio y la observación durante unas horas. Sin embargo, una ingestión superior a esta cantidad requiere hospitalizar el paciente, vaciarle el estómago mediante el vómito y tomar igualmente calcio. En el caso de superar los 15 mg/mg, el paciente debe ser tratado en un centro hospitalario con celeridad, controlando el ritmo cardíaco y la posibilidad de shock mientras se administra calcio y se mantiene el flujo urinario.

Por otra parte, la toxicidad crónica se da cuando se ingesta cantidades de flúor regularmente durante períodos largos de tiempo. Por ejemplo, en diez años puede causar una fluorurosis esquelética. Esta enfermedad se desarrolla cuando el flúor se incorpora en plasma y fluidos tisulares a un hueso, debilitando gradualmente la solidez de la estructura ósea y sus tejidos.

Otra patología crónica que se puede desarrollar es la fluorurosis dental, que altera la formación del esmalte. Los efectos de esta enfermedad pueden apreciarse si los dientes presentan un color pardo, y el uso de un microscopio revela la porosidad del esmalte. Asimismo, provoca el desgaste y fractura del esmalte, requiriendo un tratamiento de blanqueamiento dental regular y protésico para proteger la estética.

Las clínicas dentales Propdental le recomiendan cierto cuidado respeto a la usabilidad del flúor, ya que nunca debe ingerirse y en caso contrario debe visitarse rápidamente al dentista o médico de cabecera. Cabe mencionar especialmente la prevención con los niños, que inconscientemente pueden beber el flúor, causándoles graves problemas de salud. A pesar de todo, el enjuague de flúor es altamente recomendable en su hábito de higiene bucal.

La selección de adhesivos para un tratamiento de restauración dental es uno de los procesos más complicados y minuciosos para el dentista. Pocos ítems tienen una complejidad tan alta como éste, ya que las dificultades se encuentras tanto en el mismo método de elección de los materiales como en su aplicación clínica durante la restauración dental del paciente.

En este sentido, es difícil seleccionar un sistema adhesivo que cumpla todos los requisitos requeridos para el éxito clínico de las restauraciones dentales. Además, cabe recordar que los adhesivos son sensibles a las variables encontradas en las superficies dentales a las que deben adherirse, como por ejemplo la diversidad de las estructuras normales de esmalte, dentina y cemento, las alteraciones procedentes de procesos patológicos como la caries o las dificultades resultantes de las condiciones locales, como la humedad dentinaria u otras.

adhesivos dentales clinica propdental

El primer factor destacado para la selección de adhesivos dentales es la eficiencia del material. La calidad del mismo y su uso clínico deben estar comprobados científicamente por instituciones e investigadores de comprobada idoneidad y reputación. Asimismo, el material adhesivo también debe estar probado con experiencias anteriores que aconsejen su aplicación.

Segundamente, la procedencia del producto establece otro criterio de elección del adhesivo dental. Se han dado casos en qué los fabricantes han llevado a cabo estrategias triunfadoras de marketing con nuevos productos, aunque su aplicación clínica posterior ha demostrado que estas fabricaciones no son adecuadas para los tratamientos de restauración dental.

En tercer lugar, hay que tener en cuenta la estabilidad clínica de los adhesivos, ya que estos experimentan una notable pérdida de sus propiedades con el paso del tiempo. Los nuevos materiales y productos utilizados en procesos de rehabilitación dental tienen diferentes ventajas e inconvenientes, sujetos a la comprobación de la experiencia clínica.

Por último, para seleccionar un adhesivo dental el dentista también tendrá en cuenta el costo para el paciente. Si las condiciones económicas son bajas, se elegirá un adhesivo más económico, aunque el odontólogo puede decantarse por uno de coste más elevado si es de mayor calidad contrastada.

Las clínicas dentales Propdental tienen una amplia experiencia en tratamientos de rehabilitación dental, por lo que nuestros dentistas le aconsejarán sobre la mejor elección de adhesivos dentales. Los criterios de selección siempre serán tenidos en cuenta para que el paciente reciba la atención adecuada a las necesidades que tenga, tanto médicas como económicas.

A nadie le gusta tener un agujero donde solía haber un diente. Ya no por motivos de salud dental, que también son destacables, sino simplemente por razones estéticas y de bienestar con uno mismo. Siempre decimos que en reparaciones estéticas, nuestro último objetivo como odontólogos es conseguir que la técnica que hemos utilizado se vea lo más natural posible y este sigue siendo nuestra meta en la colocación de implantes dentales unitarios. Porqué ¿qué hay menos natural que una sonrisa a la que le falta un diente?implantes dentales clinica dental

En entradas anteriores hemos comentado la posibilidad de realizar la sustitución de un diente mediante prótesis parciales fijas, que con el tiempo han demostrado no ser la solución más efectiva ni saludable, a pesar de ser más económicas. En Clínica Dental apostamos por la substitución de los dientes mediante un implante dental de última generación. Un amplio espectro de estudios ha demostrado en las últimas décadas que los implantes individuales son el método de sustitución dental más predecible.

La lista de ventajas de los implantes es larga y destacable. De entrada la media de éxito es de casi un 100% en cuanto a duración y rendimiento. Un punto importante es la reducción riesgos en los dientes adyacentes, tales como caries, problemas endodóncicos o disminución de sensibilidad al frío y al contacto, al mismo tiempo que nos permite mantener su estética natural. Los implantes conllevan también una mejora higiénica respecto a las prótesis. Por último implica otras considerables aportaciones como la mejora del mantenimiento del hueso en el sitio edéntulo y la disminución de la pérdida del pilar dental.

La técnica utilizada en Clínicas Dental es de carga inmediata. Dicha solución permite tener el diente fijo el mismo día que se aplica el tratamiento. Esto no quiere decir que anteriormente no se haya realizado el estudio pertinente. Uno de los aspectos más convenientes de analizar en el diseño de la nueva pieza. Para ello, se utiliza una cadcam, que permite mantener las papilas interdentales de forma que se consiga una restauración de aspecto 100% natural.

Existen algunos inconvenientes que nos encontramos a la hora de realizar un implante. Uno de ellos es la posición de los tejidos gingivales libres de los dientes adyacentes. También debemos asegurarnos que el contorno del reborde del sitio desdentado tengo una altura de hueso adecuada. En Clínicas Propdental pero, hemos encontrado la solución para hacer frente a estos percances, se trata de injertos de hueso o procedimientos de regeneración ósea. Estas técnicas mejoran sustancialmente la falta de hueso en las zonas donde se debe realizar el implante para poder llevarlo a cabo siempre que el paciente lo solicite.

El incremento de la esperanza de vida hace que los dentistas se encuentren cada vez más con problemas relacionados con la pérdida de los dientes. Con el tiempo, las infecciones que se han sufrido a lo largo de la vida tales como las caries o la enfermedad periodontal pasan factura y esto puede derivar en la pérdida de uno o de varios dientes.protesis parciales clinica dental

Algunos estudios han demostrado la importancia que tiene hoy en día el hecho de encontrar una solución a este problema. Y es que tomando a Estados Unidos como ejemplo de país industrializado, vemos que al 70% de su población le falta al menos un diente. Además, el 30% de personas entre 50 i 59 años presentan uno o varios bordes edéntulos bordeados por dientes naturales.

Existen dos soluciones posibles para el edentulismo de un solo diente: los implantes dentales unitarios, que trataremos en otro momento, y las prótesis parciales fijas, que nos ocupan hoy. Éstas últimas suelen ser la elección más común a la hora de reemplazar un solo diente, cuando es posterior. Debido a que los primeros molares son el primer diente permanente que sale a los niños, suelen ser también la primera pieza que se pierde por caries dentaria, por fracaso de la terapia endodóncica o por fractura.

Al tratarse de un diente importante para el mantenimiento de la forma de la arcada y de los esquemas oclusivos, será vital cubrir el hueco con, por ejemplo, una prótesis parcial fija. Pero, ¿de qué se trata exactamente? Este tipo de prótesis es un sistema restaurativo elaborado con materiales cerámicos o metal-cerámicos que va anclado a los dientes vecinos y que no necesita de la creación de ningún agujero en el hueco existente. Normalmente tiene tres unidades, dos que cubren los dientes pilares adyacentes, que son los que soportan la fuerza, y uno que ocupa el lugar del diente perdido.

Aunque se ha evolucionado mucho en la técnica de sustitución dental con prótesis parcial fija, la vida media de dicha solución es de unos diez años. El motivo por el cual los pacientes se declinan por esta opción y no por los implantes dentales unitarios es en muchos casos el económico. Las prótesis tienen un coste más reducido a pesar que también exigen mayor seguimiento en el tiempo. En Clínica Dental recomendamos la colocación de un implante dental siempre que las condiciones lo permitan pero en último término dependerá de la voluntad del paciente.

Probablemente el miedo infundado que una parte de la población tiene a los dentistas provenga de ciertos mitos sobre la exodoncia o extracción dental. Si bien en el pasado lejano se utilizaron algunas técnicas muy poco ortodoxas para practicar la extracción de los dientes, la evolución en este campo de la cirugía maxilofacial ha servido para disponer de recursos mucho menos dolorosos y seguros en este ámbito. Más aún, en las últimas décadas se ha implantado la búsqueda de técnicas menos invasivas apostando por la odontología conservadora, que hoy en día permite evitar muy frecuentemente la extracción dental.exodoncia clinica dental

A pesar de esto, la exodoncia sigue siendo inevitable en algunos casos concretos en que la permanencia del diente puede suponer problemas mayores en el futuro, hasta tal punto que se ha incrementado su utilización en algún ámbito. Este es el caso de las muelas de juicio, que son extraídas en aquellos casos que presentan alguna patología que provoque dolor grave o infecciones repetitivas, entre otros casos puntuales.

La realización de cualquier exodoncia necesita de un estudio exhaustivo para determinar su viabilidad. Así lo hacemos en Clínica Dental, dónde nuestros cirujanos orales y maxilofaciales son los encargados de valorar la necesidad de realizar la exodoncia después que el odontólogo haya solicitado la correspondiente ortopantomografía, una radiografía para poder observar a fondo todas las estructuras dentales.

Existen varios casos en los que será indicado realizar una exodoncia. El primero de ellos es en piezas destruidas donde es imposible realizar una odontología conservadora. También será necesario en restos radiculares o piezas con fracturas importantes. Las caries radiculares subgingivales y subóseas también pueden requerirlo. Podremos aplicar exodoncia en las piezas con enfermedad periodontal, es decir, que presenten un alto grado de inestabilidad. Y por último, en los dientes que impiden el diseño de una prótesis y piezas ectópicas o supernumerarias.

La aplicación de la exodoncia no solo vendrá determinada por la situación de la pieza en cuestión. Hay algunos casos específicos en que la exodoncia está especialmente contraindicada. Se trata de las situaciones en que los pacientes sufren algunas enfermedades concretas o que están recibiendo ciertos tratamientos que no permiten realizar la extracción en ese preciso momento con el motivo de preservar su salud.

Así pues, la buena práctica y profesionalidad de los dentistas será una vez más determinante para escoger la mejor solución para los problemas de tu boca. A pesar que la exodoncia presenta repulsión en algunas personas, puede ser la mejor solución para acabar con los problemas de salud de tus dientes y tener así una boca sana. Confía en los especialistas, ellos sabrán en cada caso cual es la mejor solución para ti.

Como en todos los ámbitos de la vida, los especialistas en odontología también se encuentran ante el reto de la toma de decisiones diarias para determinar cuál es el mejor tratamiento a seguir para un cuadro médico u otro. Estas resoluciones se verán afectadas por muchos elementos distintos. A la patología presentada por los dientes o las encías, se le sumarán los factores de edad, voluntad del paciente, situación económica, posibilidad de aplicación del tratamiento y alternativas para tomar acciones menos invasivas.

caries clinica dental

Esto es lo que sucede con la principal infección de los dientes, las caries. A menudo, los dentistas se encuentran con casos de caries que por su incipiente evolución no dejan claro cuál puede ser el mejor procedimiento a tomar. Así pues, el odontólogo deberá escoger qué hacer teniendo en cuenta todos los factores del caso en cuestión, después de haber realizado un estudio meticuloso del estado del paciente.

Existen hasta tres tipos de tratamientos para las caries dentales: el tratamiento remineralizador, el restaurador y como extrema solución la exodoncia. Esta última suele ser de bastante clara aplicación y solo se acude a ella cuando se trata de caries radiculares subgingivales o subóseas. De entre los dos otros tratamientos restantes, el remineralizador es el que menos afecta al diente, el menos invasivo. El odontólogo deberá anotar el sitio específico de la infección y explicarle al paciente la lesión que padece. Será el paciente quién aplique en su casa el tratamiento en cuestión con la guía de medidas preventivas que el experto le habrá marcado. Por último se revisará periódicamente la evolución de la lesión para determinar si es necesario aplicar un tratamiento restaurador.

En Clínica Dental seguimos unos criterios específicos para decretar la necesidad aplicar dicho tratamiento. Así pues, nuestros dentistas recurrirán a él cuando la lesión se encuentre en dentina, cuando haya sensibilidad a frío, calor o dulce, cuando presente síntomas pulpares, en los casos donde existe algún problema de tipo funcional, por razones estéticas o por la existencia de restauraciones pasadas en mal estado. Evidentemente, en caso que la remineralización de la zona no de los resultados esperados, también pasaremos a restaurar la zona.

En definitiva, existen factores médicos concretos que en teoría determinan la aplicación de uno u otro tratamiento, pero los otros elementos que rodean al paciente también afectarán a la toma de decisiones. Esto hace que para un mismo diagnóstico, dos dentistas puedan llegar a recomendar distintas decisiones terapéuticas, que en todo caso serán igualmente fundamentadas en la información recolectada.

El miedo al dentista es uno de los temores más arraigados en la sociedad, con una raíces tan ancestrales que es difícil determinar exactamente de donde provienen, aunque seguramente tienen que ver con la imagen de dentistas ejerciendo su profesión en la calle sin ningún tipo de sedante o anestesia.dentista-barcelona-propdental

Esa imagen ya no es real, o al menos no de manera generalizada en países occidentales, pero se nos ha quedado en el imaginario colectivo y es muy complicado eliminarla.

Por ese motivo, muchas clínicas dentales se están apuntando a la decoración para conseguir que los pacientes olviden sus miedos y acudan a sus clínicas con alegría, con energías renovadas, sin pensar que nada les puede pasar.

¿Cuáles son las claves de la decoración para evitar el miedo al dentista?

  1. Colores alegres: Evitar el gris habitual de las clínicas tradicionales, esos lugares lúgubres situados generalmente en entreplantas de edificios. Hoy en día las clínicas dentales son diferentes, están llenos de color y de luz, con rotulación llamativa y boxes que permiten ver todo lo que está sucediendo a no ser que el dentista se encuentre tratando a un paciente.
  2. Pasatiempos reales: Se acabó eso de encontrar en la sala de espera revistas de hace años y nada interesante que leer. Ahora la cosa ha cambiado, se trata de hacer que toda la experiencia sea positiva, desde que se entra en la clínica hasta que se sale.
  3. Personal: Gracias al coach dental se ha conseguido concienciar a los dentistas de la necesidad de formar a todo el personal que trabaja en la clínica, porque cualquiera de ellos puede interactuar con sus pacientes en un momento determinado.
  4. Niños: Los niños son esenciales para construir un mundo sin miedo a los dentistas. Por ello cada vez más clínicas han creado un espacio especial para ellos con juegos de todo tipo. Incluso ya se empiezan a ver clínicas dentales exclusivas para niños.

En definitiva, se trata de conseguir que el hecho de acudir al dentista no suponga un trauma de ningún tipo y que se considere como una rutina habitual que no va a generar ningún problema posterior ni anterior.

Las carillas de porcelana son la mejor solución para evita el efecto antiestético de un diente estropeado o bien por una caries que se ha extendido demasiado o bien por una rotura parcial de la pieza dental.carilla de porcelana clinica dental

Evidentemente se puede intentar reconstruir el diente, pero eso llevaría tiempo y sería un tratamiento muy costoso. Con una carilla dental de porcelana se consigue ahorrar tiempo y dinero, ya que en apenas dos sesiones el paciente regresa a su casa con una sonrisa como nueva.

Pero, ¿qué es una carilla de porcelana exactamente?

Se trata de una fina lámina de porcelana que se fabrica a medida del paciente imitando la forma y tonalidad de los dientes naturales que todavía mantenga y que ayudan a proteger la pieza dental sobre la que se colocan de posibles ataques de la placa, así como de cualquier elemento exógeno.

Las carillas de porcelana se adhieren en la parte frontal de la pieza dental con un adhesivo especial y garantizan el mejor efecto estético a la vez que se mantienen sin ningún problema sobre el diente de manera indefinida.

¿Cuál es el proceso para colocar una carilla de porcelana?

Una vez que el dentista ha determinado que la carilla de porcelana es la mejor solución para su paciente le tomará las medidas oportunas e introducirá los parámetros en un software especializado que dará las coordenadas necesaria para poder fabricar la carilla.

Cada carilla se fabrica de manera individual y personalizada para cada paciente, ya que no hay dos bocas iguales ni dos estructuras dentales similares.

Posteriormente, los resultados arrojados por el software se envían al laboratorio para que se fabrique la carilla con una precisión absoluta, muy superior a la que podía ofrecer un método más artesanal, por llamarlo de alguna forma.

Una vez que la carilla ya está fabricada el dentista la colocará sobre la pieza dental elegida y el paciente podrá marcharse a casa inmediatamente, haciendo vida normal desde que abandone la clínica, con unas pequeñas precauciones iniciales.

El hilo dental es el gran olvidado de la higiene bucal en términos generales, ya que apenas una pequeña parte de la población lo utiliza, a pesar de que se trata de un elemento fundamental si se quiere mantener una higiene bucal adecuada.hilo dental clinica dental

Todos los expertos en odontología reclaman la utilización del hilo dental junto al cepillado, después de cada cepillado, de una manera ideal, aunque si no se pudiera al menos se exige utilizar hilo dental al menos una vez al día, justo antes de acostarse.

Y es que el hilo dental es fundamental para conseguir eliminar los restos de comida que se acumulan en los espacios entre los dientes, a los que el cepillado normal no puede llegar porque el cepillo es demasiado grande.

Hay que tener en cuenta que estos restos de comida acumulados entre los dientes son el principal origen de la placa bacteriana, que provoca la caries, en un primer instante, y que puede desembocar en infecciones de varios tipos, como la gingivitis o la periodontitis.

Por ese motivo no se puede pensar en tener una higiene bucal adecuada si no se utiliza hilo dental para esos espacios interdentales.

¿Y si el espacio entre los dientes es demasiado grande?

Para esos casos se puede utilizar un cepillo especial que se llama cepillo interproximal que hace las veces del hilo dental aunque sin dañar las encías.

Si el espacio entre los dientes es excesivo el hilo dental acabaría haciendo daño a las encías, ya que habría demasiado espacio para cubrir por el hilo. Por ese motivo se necesita de estos cepillos especiales que son más pequeños que los cepillos normales, y generalmente con forma redondeada en el cabezal.

En definitiva, no hay que buscar ninguna excusa para no utilizar hilo dental, es una cuestión de apenas unos segundos y la higiene de nuestra boca lo agradecerá, ya que conseguiremos mantener controlada la formación de placa bacteriana y con ello nos estaremos protegiendo en el medio-largo plazo de padecer infecciones varias.

Los tratamientos de blanqueamiento dental se han convertido en los más demandados para los dentistas actualmente como consecuencia de la conciencia que todos hemos tomado sobre la importancia de contar con una sonrisa atractiva y limpia.blanqueamiento clinica dental

Los alimentos que ingerimos a diario, los hábitos no saludables, como el tabaco, y la imposibilidad general de poder realizar la higiene bucal de manera adecuada después de ingerir cualquier alimento, hace que los dientes vayan perdiendo su tonalidad original.

Una tonalidad que, a pesar de lo que mucha gente piensa, nunca fue blanca del todo, sino que varía entre las diferentes personas, siempre tendiendo al blanco, pero rara vez alcanzándolo totalmente.

Eso hace que muchos pacientes tengan unas expectativas irreales en lo que se refiere al tratamiento de blanqueamiento dental ya que esperan conseguir un blanco impoluto cuando lo único que pueden conseguir es acercarse a él.

Por ello es importante que el dentista informe de este hecho al paciente antes de realizar el blanqueamiento dental para evitar que luego se lleve una decepción que acabe por dejarle insatisfecho con el tratamiento.

Por otro lado, también se debe de informar que no es un tratamiento que ofrezca soluciones permanentes, sino que se trata de resultados perecederos, cuya duración variará en función de los hábitos del paciente. Es decir, en una persona fumadora los resultados apenas durarán un mes, mientras que en una persona que no fume, que no beba café, que no tome vino,…, los resultados serán más duraderos.

Como efecto negativo que puede provocar un blanqueamiento dental podemos destacar una mayor sensibilidad dental. Es decir, como consecuencia del proceso realizado en la consulta del dentista las piezas dentales empiezan a tener cierta hipersensibilidad que puede acabar, en casos extremos, en dolores puntuales.

En definitiva, el blanqueamiento dental es la mejor forma de recuperar una sonrisa limpia y bonita, pero hay que tener en cuenta diferentes aspectos para evitar crearse expectativas irreales que acaben por provocar la insatisfacción del paciente, así como tener claro que no se obtienen resultados permanentes.