> ¿Qué es el bruxismo?

Gran parte de la sociedad mundial padece este trastorno conocido con el nombre de bruxismo, aunque la mayoría no lo conoce o no lo tiene identificado, y se limita a dejar pasar el tiempo sin tomar medidas al respecto.

Unas medidas que deben de ser tomadas para evitar las consecuencias que produce el bruxismo las cuales pueden dañar nuestra dentadura de manera irremediable y provocarnos daños en las articulaciones que unen nuestra mandíbula con el cráneo, lo que se llaman los dientes ATM.bruxismo clinica dental

Pero, ¿qué es el bruxismo exactamente?

Se trata de la práctica inconsciente de apretar y rechinar los dientes de una manera habitual. Normalmente se identifica esta práctica con episodios de nerviosismo o estrés, pero también puede venir asociada a otro tipo de situaciones.

¿Qué consecuencias tiene?

El roce constante entre las piezas dentales provoca el desgaste de las mismas, eliminando parte del esmalte protector y facilitando la aparición de caries a poco que se acumule algo de placa bacteriana sobre la zona.

Además, al ejercer una presión constante entre los dientes se fuerzan los huesos articulares que generan el movimiento de las mandíbulas, que son los llamados ATM, lo cual, en primer lugar los desgasta y en segundo provoca dolores de cabeza crónicos al generar un esfuerzo continuado.

¿Cómo se soluciona el bruxismo?

Para poder solucionar el bruxismo hay que identificar la causa del mismo y ello puede llevar un tiempo, pero sí se pueden solucionar de manera directa las consecuencias que provoca a través de las férulas de descarga.

Se trata de protectores de plástico transparente generalmente acolchados que se colocan en la estructura dental superior, habitualmente por la noche, y que cumple una doble función.

Por un lado, protege a los dientes del roce constante con lo que facilita la protección del esmalte y evita ser una tentación permanente para las caries que puedan empezar a surgir.

Y, por otro lado, gracias a su acolchamiento, libera la presión en los huesos ATM con lo que ayuda a que no haya posteriores dolores de cabeza.

De esta manera se consigue poder llevar una vida normal con bruxismo, aunque hay que buscar las causas que lo generan para evitar que se produzca.

Uno de los mayores riesgos que se corre con la medicina estética en general y con la odontológica en particular es caer en mantener unas expectativas demasiado elevadas, creyendo que nos estamos sometiendo a un tratamiento milagroso, cuando tan sólo es médico.

Por ello, es conveniente que tengamos en cuenta que la medicina estética no hace milagros, mejora estéticamente a sus pacientes, no hay duda, pero en ningún caso se puede pretender conseguir algo inalcanzable.

clinica dental blanqueamiento

En este sentido, las nuevas tecnologías han ayudado mucho a la creación de expectativas realistas, ya que gracias a los avances informáticos y a la fotografía 3D tenemos una manera de saber casi con exactitud el resultado final de nuestro tratamiento.

Y un ejemplo claro de estas expectativas es el blanqueamiento
dental, que ya genera una expectativa equivocada desde el principio por su propio nombre de blanqueamiento, que no hace justicia a la realidad.

Porque debemos de tener en cuenta que un blanqueamiento dental no es en realidad la búsqueda de unos dientes blancos sino la recuperación de la tonalidad natural de las piezas dentales.

Una tonalidad que no suele ser blanca impoluta, más bien al contrario, porque hay muchas tonalidades en los dientes de las personas, que pueden pasar por el marfil o el blanco roto.

Por tanto no nos podemos confundir y pretender que un tratamiento de blanqueamiento dental nos deje los dientes blancos porque puede ser que, simplemente, nuestros dientes no sean blancos.

De esta manera, el asesoramiento del dentista que nos va a realizar el tratamiento es fundamental para que nos haga entender esta diferencia y nos evite crearnos unas expectativas demasiado elevadas.

Unas expectativas, que si no son controladas, nos llevarán a una sensación de insatisfacción general  con el tratamiento recibido, con lo que tendremos la idea de que hemos malgastado nuestro dinero.

Consulta con diferentes clínicas antes de decantarte por una y siempre apuesta por aquella que te facilita una información más honesta y rigurosa, sin caer en el intento de tratar venderte sus servicios a toda costa, y recuerda que una buena clínica será aquella que te diga la verdad, no la que ofrezca expectativas irrealizables.

Cuando hablamos de ortodoncia rápidamente nos llega la imagen de unos antiestéticos alambres colocados en la parte visible de los dientes, unos alambres que sin duda resultan efectivos en el medio-largo plazo, pero que en el corto provocan un daño a la estética de los pacientes.invisalign centro dental pedralbes

Ello ha provocado que durante años fuera poco habitual el ver a personas en edad adulta con una ortodoncia, a pesar de que la pudieran necesitar en un momento determinado, y que pareciera que el concepto de ortodoncia estuviera reservado únicamente para los niños.

Sin embargo, las nuevas tecnologías han dado un vuelco a esta situación ya que hoy en día ofrecen una ortodoncia prácticamente invisible que garantiza un nivel estético adecuado, además de ganar a las ortodoncias tradicionales en rapidez y eficacia.

¿Cómo es la ortodoncia invisible?

Se trata de una ortodoncia transparente que se fija a los dientes de manera imperceptible y que gracias a la tecnología invisalign consigue una realineación de los dientes mucho más rápida.

Además, la ortodoncia invisible tiene una ventaja evidente con la ortodoncia tradicional y es que permite ser retirada en momentos determinados.

Esto está desarrollado de esta manera para permitir que el paciente la pueda retirar a la hora de comer o beber, garantizando así una higiene bucal más rigurosa y de una manera mucho más sencilla.

No podemos olvidar que uno de los grandes problemas de la ortodoncia tradicional, además de su estética, es que es de higiene difícil de manejar ya que los restos de comida se acumulan entre los alambres.

Por otro lado, también hay un pequeño inconveniente con la ortodoncia invisible, y es que es algo más cara que la ortodoncia tradicional. Estaríamos hablando de casi el doble de precio, manejándose en una horquilla que oscilaría entre los 4.000 y los 5.000 euros.

Se trata, por tanto, de una decisión por parte del paciente que debe de analizar en qué medida valora el disfrutar de una dentadura estructurada y homogénea y hasta qué punto está dispuesto a sacrificar su estética durante el proceso de corrección, para conseguir la mejor de las sonrisas.

Lo más habitual durante las intervenciones odontológicas es la utilización de anestesia local suministrada con una inyección directamente en las encías, de manera que únicamente se adormece la zona sobre la que se va a trabajar.

De esta manera se consigue que el paciente pueda reincorporarse a su vida normal de forma inmediata tras la operación y que deje de sentir los efectos de la anestesia a las pocas horas de salir de la consulta del dentista.endodoncia clinica dental

Sin embargo, hay pacientes que sienten un claro y fuerte temor al dentista por diversos factores socioculturales, por lo que si fuera necesario se pueden plantear diferentes alternativas de anestesia para conseguir una sedación más profunda.

Entre estas alternativas se encuentra la sedación consciente, una manera de conseguir que el paciente no perciba la intervención en sí, pero que sí sea capaz de interactuar con el dentista, facilitando así el trabajo y los resultados.

¿Qué es la sedación consciente?

Se trata de una anestesia que deprime la consciencia sin llegar a lograr que el paciente la pierda de manera total, lo que garantiza que sea capaz de responder a los estímulos motrices y pueda seguir las instrucciones del dentista.

Es decir, que el paciente no siente lo que está sucediendo y no recordará lo que ha sucedido, pero a la vez cuando el dentista le indique que se mueva hacia un lado u otro  será capaz de hacerlo de manera independiente.

Se trata por tanto de un paso adelante en las técnicas anestésicas ya que aúna las ventajas de la anestesia total sin llegar a sufrir sus consecuencias negativas, como podría ser, por ejemplo, la lenta recuperación.

Eso sí, no se puede abusar de esta sedación consciente, ya que no deja de ser una anestesia de mayor grado que la que se utiliza de manera habitual en las clínicas odontológicas, por lo que es el dentista el que debe de valorar que pacientes realmente la necesitan antes de suministrarla.

En definitiva, una alternativa para poder usar en caso de necesidad, pero no como una manera habitual de trabajar.

Muchas veces los pacientes no llegan a comprender la razón de tener que realizar extracciones dentales previas a la colocación de una ortodoncia, pero se trata de un paso previo fundamental sin el cuál la funcionalidad de la ortodoncia sería mínima o inexistente.

clinica dental endodoncia

Pensemos que el objetivo de una ortodoncia es recolocar la estructura dental de un paciente, desplazando los dientes hacia un lugar determinado tratando de mantener una estructura lo más homogénea posible.

Es decir, que los dientes se tienen que desplazar, y para que se desplacen se necesita un espacio hacia el que hacerlo, un espacio que si no lo hay tiene que ser creado, y esto es exactamente lo que se consigue con las extracciones previas a la ortodoncia.

Evidentemente, el dentista debe de valorar cuales son las piezas que deben de ser extraídas, ya que se trata de mejorar la estructura de la boca del paciente, y no perjudicar su funcionalidad.

En este sentido, las nuevas tecnologías se han convertido en las grandes aliadas de los odontólogos, ya que con los modelos odontológicos actuales se puede prever de manera bastante exacta el movimiento de los dientes y el resultado final de la ortodoncia.

De esta manera se pueden valorar diferentes alternativas y acertar siempre con el tratamiento gracias a que se han comprobado los resultados previamente.

¿Me dolerá la extracción de las piezas dentales?

Hoy en día más que dolor lo que se produce es una ligera molestia previa. Todas las extracciones se realizan con una inyección de anestesia local que hace que el paciente no sienta dolor.

La única molestia que puede sentir es en el momento de recibir la inyección que es un pequeño pinchazo apenas imperceptible, aunque a determinadas personas les puede ocasionar cierta sensación el momento en el que la aguja se acerca a sus encías.

En definitiva, la extracción de piezas dentales como fase previa a la ortodoncia es fundamental para asegurar el correcto funcionamiento de ésta y se consigue realizar de manera sencilla y sin dolor, garantizando los mejores resultados posteriores.

Todavía existe cierto respeto en la población en general a la hora de enfrentarse a los implantes dentales, ya que en el imaginario colectivo todavía se mantiene el concepto de dolor y de inestabilidad.

Sin embargo, los implantes dentales hoy en día son toda una garantía de fijación y permanencia a la vez que se consiguen colocar con una gran sencillez y sin dolor para el paciente.miedo al dentista clinica dental

¿Cómo se colocan los implantes dentales?

Los implantes dentales se fijan a la estructura ósea que sostenía al diente natural original, para asegurar que se trata de una fijación permanente y duradera, sin riesgos de posibles caídas o movimientos posteriores.

Esta fijación en la estructura ósea se realiza mediante un proceso natural que recibe el nombre de osteointegración.

¿Qué es la osteointegración?

Una vez que el dentista haya perforado la encía y llegado hasta la estructura ósea, se coloca el implante y se deja actuar al organismo de manera natural. Esta actuación, que viene a durar de 4 a 6 meses, consiste en envolver al implante con tejidos naturales.

De esta manera se consigue que el implante pase a formar parte del propio organismo, que siempre lo tendrá como algo propio facilitando así su adaptación al cuerpo y asegurando una fijación total.
Gracias a la osteointegración el organismo del paciente no ve al implante como un cuerpo ajeno y, por tanto, no lo rechazará en ningún momento, con lo que se produce la mejor de las fijaciones posibles.

Posteriormente, y una vez que el proceso haya finalizado, el dentista procederá a colocar la prótesis dental correspondiente sobre el implante y el paciente podrá realizar una vida totalmente normal inmediatamente después de la colocación.

Y, como no podía ser de otra manera, durante la fijación del implante a la estructura ósea el paciente recibe anestesia local o bien sedación consciente para garantizar que no existe dolor.
Porque la odontología hoy en día se esfuerza sobre manera en conseguir que los pacientes no sufran durante las intervenciones en una lucha por desterrar años y décadas de denostación de una profesión que tanto bien puede hacer por nosotros.

La endodoncia debería de ser siempre la última alternativa a la hora de enfrentarse a una caries extendida por el diente, ya que durante el proceso se realiza la anulación del conducto nervioso del diente.

Read more…

Una de las prácticas odontológicas que más se ha beneficiado del avance de la tecnología ha sido, sin duda, la odontología estética, que ha adaptado a su práctica materiales y técnicas de otros campos para el beneficio de sus pacientes.

Read more…

Podríamos estar horas y horas hablando sobre la mejor forma de curar una caries, sobre la mejor manera de conseguir evitar que la caries se propague o tratando de encontrar el mejor dentista para tratar nuestra caries, pero, en el fondo estaríamos poniendo parches a algo que podríamos haber solucionado mucho antes.

Read more…

El término técnico correspondiente a salir los dientes es erupción dentaria. Los ortodoncistas podemos saber la edad del paciente mediante la observación de los dientes.

¿A qué edad deben salir los dientes?

La edad de erupción dentaría es muy precisa en el ser humano, y cada diente tiene su edad correspondiente. Así, primero en los temporales o de leche empieza a los seis siete meses con la salida del incisivo central inferior y termina a los veinticuatro meses con la erupción de los segundos molares, generalmente los superiores.

La segunda fase: la erupción de los dientes permanentes o definitivos empieza a los seis años con la salida de los primeros molares. No se cae niguna pieza de leche – esta es una pregunta muy típica de los padres-, a excepción del resto de las piezas dentarias. Y termina la erupción a los doce años con la erupción de los segundos molares, con excepción de las muelas del juicio, que normalmente erupcionan entre los dieciocho y los veinticuatro años, aunque dicha erupción es caprichosa y atípica y puede darse a lo largo de toda la vida. También puede ocurrir que las muelas del juicio no erupcionen nunca, y esto quizá es lo mejor que le puede ocurrir a una persona.

Cuando faltan los dientes ¿Que hay que hacer? ¿Podemos hablar de retraso dental?

No hay que olvidar que los dientes son como un puzle y tienen que engranar perfectamente, dado que el objetivo de los dientes es masticar y triturar los alimentos y la primera face de la digestión siempre es una buena masticación.

Cuando faltan dientes, si no han erupcionado en el momento oportuno, se hable efectivamente de retraso dental que puede ser de un maxilar o de ambos maxilares, es decir, del superior o de la mandíbula, y todo ello puede alterar el puzle, la oclusión, que es indispensable para la trituración y la masticación humana.